En la escuela 49 de la localidad de Moreno, una pérdida de gas, producto de la desidia de las autoridades provinciales, terminó con la vida de la vicedirectora Sandra Calamano y el auxiliar Rubén Rodríguez. Una investigación de Martín Granovsky publicada en Página 12 del domingo 5 de agosto, informa que hay documentación presentada por Calamano ante las autoridades reclamando la solución a los problemas encontrados por los especialistas.

La nota, fechada en el mes de abril, en uno de sus párrafos dice: “Esperamos contar con la pronta solución a los problemas detectados por los especialistas e informamos a usted que desde el 04-04 y hasta que se solucione el problema del sector de cocina, sólo se recibirá en la institución lo que su oficina nos envía para el desayuno y no lo que corresponde a comedor”.

Las autoridades provinciales no se pueden dar por no enteradas, mucho menos el director general de Cultura y Educación Sánchez Zinny quien, en el mes de octubre del 2017, nombró como interventor del Consejo Escolar de Moreno a Sebastián Matías Nasif. Esto implica que  Sánchez Zinny es doblemente responsable al haber nombrado a Nasif como avocador (ese es el nombre técnico) del Consejo Escolar. El consejo escolar se ocupa de “La administración de los establecimientos educativos, en el ámbito de competencia territorial distrital, con exclusión de los aspectos técnico-pedagógicos, estará a cargo de órganos desconcentrados de la Dirección General de Cultura y Educación denominados Consejos Escolares, de acuerdo a lo estipulado por el artículo 203 de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires”.

En un principio Nasif fue nombrado por un lapso de 6 meses, que luego el 04 de mayo de este año, por una resolución de Sánchez Zinny, lo amplía por un período más extenso. Por tanto, la autoridad inmediata para la solución de los problemas de funcionamiento del establecimiento 49 es Sebastián Matías Nasif. Lo ocurrido no es la fatalidad del destino sino el desinterés de las autoridades involucradas, pues recordemos que Sánchez Zinny fue nombrado por la gobernadora María Eugenia Vidal.

Estos dos hechos marcan un intento de cambiar nuestra forma de relacionarnos. Ya transitamos ese camino y no nos fue para nada bien, pues nos condujo al 2001.