¿Será que nuestro presidente y su equipo son mentirosos compulsivos?

En un principio creímos que Mauricio Macri recurría a la mentira solo para llegar a ser presidente. Recordemos algunas de sus frases más “gloriosas”:

- “no voy a devaluar”,

-“en mi gobierno los trabajadores no pagarán impuestos a las ganancias”,

-“hambre cero”,

-“no voy a eliminar futbol para todos”;

Sin embargo luego de su asunción, durante su primer año de gestión, continuó con más mentiras. Recordemos cuando nuestro presidente dijo a la prensa que, en un breve encuentro mantenido con la primer ministro del Reino Unido Theresa May, acordaron un inicio de diálogo por la soberanía de las Islas Malvinas. El gobierno británico inmediatamente salió a negar conversación.

Ahora, con su “mejor equipo de los últimos 50 años”, anuncia en conferencia de prensa que la inflación estimada para este año en el presupuesto nacional será del 10%.  Transcurrieron unos pocos días y recalcularon al 15%.

Pero la última frutilla  del postre es el proyecto de presupuesto para el próximo año ¿Alguien puede creer que el dólar costará en diciembre del 2019 cuarenta pesos?, Bueno el presidente y su equipo dicen que si, mientras  Mauricio Macri estima que la inflación del próximo año rondará el 23%.

El presupuesto 2019 parece haber sido elaborado por el FMI. Su obsesión por el déficit “cero” delata la jugada. Sin embargo nadie parece preocuparse  por el déficit financiero. Vuelve la teoría de la sábana corta. En este marco se entiende la intención de eliminar los requisitos impuestos al poder ejecutivo a la hora de reestructurar la deuda pública.

Como sostienen Julia Strada y Hernán Lechter  en su artículo “Las trampas del proyecto de presupuesto”  publicada por “El cohete a la Luna”, en la modificación propuesta sobre las reestructuraciones de deuda pública “se reemplaza la condición de que los nuevos acuerdos impliquen un mejoramiento de los montos, plazos y/o intereses de las operaciones originales por un eventual canje según las condiciones imperantes del mercado financiero”

¿Será que EMPEOREMOS piensa reestructurar la deuda pública en condiciones ruinosas para nuestro país?

 

Al gran pueblo argentino ¿Salud?
La justicia de las corporaciones
La mentira de “gobernabilidad” y la necesidad de encontrar unidad en la diferencia.