Otro aspecto que muestra la distancia que hay entre las palabras y los actos de la coalición EMPEOREMOS se manifiesta en el desinterés en atender asuntos de salud pública. Como bien sabemos, se ha eliminado el Ministerio de salud pasando a ser una mera secretaría dependiente del Ministerio de Desarrollo Social.

En el nuevo proyecto de presupuesto que discutirá el congreso, las partidas para educación, salud, se reducen mientras aumentan los intereses de la deuda contraída por Mauricio Macri.

En este esquema también se verán perjudicados los jubilados y los beneficiarios de la AUH; Por un lado la intención es reducir el porcentaje de aumentos de las jubilaciones ¿cómo piensa Macri que los jubilados podrán pagar los remedios cuando su precio sube sin control y su haber jubilatorio no alcanza a la inflación?

Por otro lado el incremento asignado a la AUH es de solo 20,4% cuando la inflación prevista es del 23% ¿Qué piensa hacer con los beneficiarios de la AUH?

Otro dato para tener en cuenta del proyecto es que para los empleados estatales prevé un incremento salarial del 8%. Será posible imaginar a los gremios estatales cerrando una paritaria del 8%, cuando la inflación prevista es del 23%.

 

Reflexiones urgentes
La justicia de las corporaciones
La mentira de “gobernabilidad” y la necesidad de encontrar unidad en la diferencia.