Raul Scalabrini Ortiz

Raúl Scalibrni Ortiz fue un pensador, historiador, filósofo, periodista, escritor, ensayista y poeta argentino. Agrimensor e ingeniero de profesión nació el 14 de febrero de 1898 en la provincia de Corrientes. Estudio ingeniería en la Facultad de Ciencias exactas. De joven militó junto a grupos con fuertes ideales marxistas. A su vez, se sintió atraído por la literatura y comenzó a formar parte de los círculos de intelectuales y escritores que se reunían en torno a la figura de Macedonio Fernández.

Como agrimensor pudo recorrer gran parte de la Argentina y descubrir la realidad socioeconomica del interior del país. Esa experiencia le permitió forjar una perspectiva mucho más amplia sobre la realidad  nacional que se vio reflejada en su libro “El hombre que está solo y espera” publicado en el año 1931.

En 1933, luego de la fracasada revolución radical yrigoyenista, fue detenido y exiliado a Alemania. Desde allí pudo leer diarios que definían a la Argentina como una colonia británica más.  A partir de ello reforzó su mirada crítica hacia las relaciones de dependencia entre los “países periféricos” y las grandes potencias, publicando varios artículos referidos a la soberanía económica nacional.

En 1936, volvió a Argentina y se acercó a la Fuerza de Orientación Radical de la Juventud Argentina (FORJA) junto Arturo Jauretche y Homero Manzi entre otros. Mientras se mantuvo cercano a la FORJA sus investigaciones tuvieron como eje el rol de los ferrocarriles en la economía Argentina y la dependencia de ésta con Gran Bretaña. Esto se puede ver reflejado en los libros que publicó durante esos años: Política británica en el Rio de la Plata (1936), Los ferrocarriles, factor principal de la independencia nacional (1937), Historia de los ferrocarriles argentinos (1940) y Los ferrocarriles deben ser del pueblo (1947).

En 1943, se aleja de la FORJA debido a las diferencias respecto a la revolución del 4 de Junio del GOU. Sin embargo, acompañó al peronismo en su ascenso y llego a presentarle a Juan Domingo Perón varios proyectos para nacionalizar los ferrocarriles. Nunca mantuvo cargos gubernamentales y se mantuvo distante de los gobiernos en algunos aspectos.

Luego del golpe de estado y el derrocamiento de Perón en 1955, Scalibrini Ortiz propuso una salida democrática. Para Scalabrini  la autoproclamada “revolución libertadora” significaba el regreso de la oligarquía al poder, una oligarquía que se beneficiaba de la dependencia argentina. Continuó defendiendo sus ideales a través de las páginas de revistas como “El líder”, “De Frente”, “El Federalista” y “Que”.

Muere en la provincia de Buenos Aires, el 30 de mayo de 1959.