EMPEOREMOS ha decidido ignorar un acuerdo político y social que atravesó a todos los gobiernos de distintos partidos políticos desde 1983 a la fecha (Raúl Alfonsín, Carlos Saúl Menem, Fernando De La Rúa, Néstor Kirchner y Cristina Fernández) el cual sostiene categóricamente que los militares no tienen lugar en asuntos internos y que a ellos le corresponde la defensa del país ante la agresión externa.

Semanas movidas. Como siempre y como nunca.
El miércoles 8 de agosto quedará plasmado en la memoria popular como el día en que el senado de la nación se negó a promulgar el proyecto de ley de interrupción voluntaria, proyecto que ya había obtenido su media sanción en la Cámara de Diputados.

Elizabeth Vernacci, expresó muy claramente otro cambio que propone EMPEOREMOS “hoy hay más plata por callar que por hablar”. Basta recordar cuando se decía que la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual era para acallar a la oposición y silenciar voces, hoy EMPEOREMOS está silenciando voces opositoras, dejando sin trabajo a periodistas que piensan distinto y lo expresan públicamente.

Hemos regresado al FMI el cual intenta imponer sus recetas de ajuste, ajuste no para nuestro desarrollo y crecimiento con mayor inclusión social, sino para garantizarse el excedente de dólares producto de los altos intereses de deuda.  EMPEOREMOS ha tomado deuda para financiar la fuga de dólares. Recordemos que en los medios colaboracionistas le dicen formación de activos externos, para que una parte de la población tenga dólares para viajar al exterior, para pagar las importaciones.

En la escuela 49 de la localidad de Moreno, una pérdida de gas, producto de la desidia de las autoridades provinciales, terminó con la vida de la vicedirectora Sandra Calamano y el auxiliar Rubén Rodríguez. Una investigación de Martín Granovsky publicada en Página 12 del domingo 5 de agosto, informa que hay documentación presentada por Calamano ante las autoridades reclamando la solución a los problemas encontrados por los especialistas.

A un año de la desaparición forzada de Santiago Maldonado, una multitudinaria marcha congregada en la histórica plaza de mayo, exigió una vez más el esclarecimiento de las circunstancias en las que ocurrieron los hechos, y pidió fehacientemente a la justicia que lleve a cabo una investigación realmente imparcial que permita dar de una vez por todas con todos los implicados en la muerte de Santiago.

Nos enfrentamos a los que intentan transformarnos en esclavos siglo 21. Nos quieren tristes, derrotados y sin proyecto. Sin embargo perseveramos en nuestra existencia.