Da la impresión que estamos siendo gobernados por seres no humanos, habitantes de otro planeta. Algunos podrán aventurar que son como alienígenas, pero… ¿Lo son? No es fácil distinguirlos de los humanos: tienen la misma apariencia física, hablan, hacen que escuchan, duermen y comen. Pareciera no haber diferencias a primera vista.

En ese esquema se puede entender que los jubilados sean un gasto para el presupuesto estatal. ¿Será que los economistas los consideran gasto porque “no aportan nada”? Piense por un minuto en su padre o en usted que ha venido trabajando desde joven, (no importa si en una fábrica o para un banco) y le han venido pagando su sueldo y con ello ha venido aportando a su futura jubilación; además ha pagado el IVA en sus compras de alimentos, bebidas, seguro médico, en todo lo que compra; hasta ahora ha pagado la luz, el gas, el agua; ha participado como ciudadano en las elecciones, contribuye con su trabajo al desarrollo del país, al crecimiento de la empresa donde trabaja…

De de las tarifas ya no se habla. El dólar, las Lebacs, el FMI ocuparon la atención del país, como si las boletas de la luz, el gas y el agua hubieran dejado de llegar a los consumidores. ¡Vaya casualidad el procesamiento de Cristina! Cada vez que EMPEOREMOS tiene alguna dificultad, el poder judicial procesa o encarcela algún exfuncionario y cuando la cosa viene muy complicada “procesamos a Cristina”. Debemos de reconocer que la decisión adoptada por el juez Ercolini quedó opacada por el Fondo.

Después de la segunda guerra europea se dio origen a la guerra fría y desde las usinas mediáticas tildaban de comunismo todo intento de lucha por derechos sociales y laborales, como así también la defensa de los adquiridos. Ahora como estamos en un nuevo siglo y el muro se cayó hace tiempo, el comunismo ya no asusta, pero en éste perverso juego de crear enemigos apareció un pariente:

Usted me preguntará que tienen que ver los haberes jubilatorios con el dólar y el FMI. Le recuerdo que para recibir el tan esperado salvavida de plomo del Fondo deberemos hacer los deberes, lo que significa ajuste. Y como siempre se ajusta en el mismo lugar: los jubilados, las pensiones, los despidos de empleados y el salario de los maestros para bajar el gasto, los insumos en los hospitales. Hay que bajar “el gasto” (el famoso deja vu)

Seru Giran nos canta (cuando nos regalamos escuchar “Canción de Alicia en el país”) “Los inocentes son los culpables dice su señoría”.

Charly García escribió estos versos allá por 1980 y nada más actual si pensamos en Santiago Maldonado. El nuevo juez de la causa Gustavo LLeral, ordenó destruir las grabaciones realizadas sobre la familia Maldonado y testigos de la causa, ordenadas por el juez apartado Guido Otranto. El magistrado a cargo de la causa firmó la resolución que dispone declarar la nulidad de las escuchas realizadas en el marco de la investigación.

La globalización abre con prepotencia e indiferencia los territorios, se apodera de los beneficios de la tierra y la energía. El mercado, una suerte de abstracción pero con un peso económico-político concreto y real, no tiene identidad geográfica ni histórica.